Semana 3 Día 3 / ¿Cómo puedo tener una comunión más estrecha con Dios?



Vosotros, pues, orareis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. ( Mateo 6:9 )

Lo tercero que podemos hacer para tener una comunión más estrecha con Dios es hablar con Él mediante la oración. Si la lectura de la Biblia es escuchar a Dios hablándonos a nosotros, el hablar con Dios se logra solo mediante la oración. Los evangelios a menudo registran a Jesús apartándose secretamente para comunicarse con Su Padre mediante la oración. La oración es mucho más que simplemente una manera de pedirle a Dios las cosas que necesitamos o deseamos. Considera la oración modelo que Jesús da a Sus discípulos en Mateo 6:9-13. Las tres primeras peticiones en esa oración se dirigen hacia Dios (ser santificado Su nombre, venir Su reino, y hacerse Su voluntad). Las tres últimas peticiones son peticiones que hacemos a Dios después de cumplir las primeras tres (darnos nuestro pan diario, perdonarnos nuestras deudas, y no meternos en tentación). Otra cosa que podemos hacer para avivar nuestra vida de oración es leer los Salmos. Muchos de los Salmos son sinceros clamores a Dios por diversas cosas. En los Salmos vemos adoración, arrepentimiento, acción de gracias y súplica, modelados en una forma divinamente inspirada.


Si deseas empezar a tener una comunión más estrecha e íntima con Dios la oración es un camino vital que debes recorrer a diario, todo creyente debe hacer de ella el aspecto más importante de su vida en la fe, es en el momento de la oración donde tu vida es rendida ante Él, tus planes, tus propósitos, tus pensamientos, tus obstáculos, todo aquello que te hace ser quién eres mediante la oración puedes derramarlo como perfume grato delante de Dios.


Preguntas:

  • ¿Con que frecuencia estoy orando Dios?

  • ¿Le dedico tiempo a diario a la oración para estrechar mi comunión con Dios?

Oración Diaria:

Padre nuestro, tu que estas en el cielo, hoy santifico nombre declarando con mi boca que solo tú eres tres veces Santo, te pido que tu reino sea establecido en mi vida y en la de los míos, rindo mi vida, mis planes, mis proyectos y todo lo que soy a ti para que se haga tu voluntad en mi vida, dame el alimento tanto espiritual como físico que necesito a diario, perdona mis ofensas de la misma forma como tambien perdono a quienes me han ofendido, no permitas que caiga en el lazo de la tentación y líbrame de todo mal, ayúdame Señor ha hacer de la oración lo más importante en mi vida en el nombre de Jesús, Amén.

#50diasDeTransformacion #SentadosASuMesa








23 visualizaciones0 comentarios