Semana 4 Día 5 / Los enemigos de nuestra comunión íntima con Dios - El Desánimo (5)



"Por eso, no dejen de confiar en Dios, porque sólo así recibirán un gran premio.Sean fuertes, y por ningún motivo dejen de confiar en él cuando estén sufriendo, para que así puedan hacer lo que Dios quiere y reciban lo que él les ha prometido." (Hebreos 10:35-36)

Otra de las razones por la cual podemos abrirle la puerta desánimo en nuestras vidas para interrumpir o dejar de lado nuestra comunión con Dios son los fracasos, los Israelitas dijeron:"No podremos construir el muro" (Nehemías 4:10) Detrás de esa afirmación lo que estaban diciendo era "Estamos demasiado cansados, no es posible, es una locura intentar reconstruir un muro solo con lo que queda de él, nos rendimos." Es probable que debido a no haber acabado la labor tan pronto como habían pensado, ni en el tiempo que habían considerado, su ánimo se vino al suelo, su confianza se vino abajo y se llenaron de desánimo.


La paciencia es un fruto imprescindible si queremos tener una vida en comunión íntima permanente con Dios, ya que muchas veces la respuesta de Dios tomará más tiempo del que creemos, emprender algo nos tomará más sacrificio, esfuerzo y gastos de lo que inicialmente habíamos planeado, la forma como manejamos los fracasos es fundamental para aprender a continuar en la marcha y no renunciar, ni rendirnos al primer revés.


La diferencia entre alguien que logra tener una vida de comunión íntima permanente con Dios y alguien que no, se basa en dos aspectos: su paciencia y en la manera como logran enfrentar los fracasos en la vida, aprender a sobreponerse a los reveses que nos enfrentamos en nuestro andar diario nos permitirá ver esos fracasos o tiempos de espera como contratiempos pasajeros y no como un estado permanente, cada vez que un ganador cae "...vuelve a levantarse" ( Proverbios 25:16 LBLA) un adagio popular dice:" Cuando se enfrentan la corriente y la roca, la corriente siempre gana, no por su fuerza sino por su perseverancia." El escritor de la carta a los Hebreos nos insta a no perder la confianza en medio de la espera o los fracasos, ya que hay gran recompensa, para quienes haciendo la voluntad de Dios obtienen la promesa.


Preguntas:

  • ¿Cómo manejo mis fracasos?

  • ¿Me culpo?¿Culpo a otros?¿Siento lastima de mi mismo?

  • ¿Cómo manejo las esperas y los contratiempos de la vida ?

Oración Diaria:

Padre, hoy me acerco a ti, reconociendo que no es fácil para mi manejar los fracasos y las esperas de la vida, reconozco mi frustración cuando las cosas toman más tiempo del que tengo en mente, y entiendo que debo ceder el control de todos estos aspectos si en realidad deseo tener una comunión más íntima y permanente contigo, reconozco que el desánimo muchas veces me ha hecho abandonar algunos propósitos, pero hoy te pido me ayudes a aprender a esperar y a no perder la confianza cuando esto suceda, esto te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.

#50diasDeTransformacion #SentadosASuMesa #Alabanzaenlinea #Comunidadenlinea










8 visualizaciones0 comentarios