Semana 5 Día 1 / Los enemigos de nuestra comunión íntima con Dios - El sistema de este mundo



"No vivan según el modelo de este mundo. Mejor dejen que Dios transforme su vida con una nueva manera de pensar. Así podrán entender y aceptar lo que Dios quiere y también lo que es bueno, perfecto y agradable a él." (Romanos 12:2)

Pensar es como respirar, la mayoría de las veces lo hacemos sin darnos cuenta. Ahora bien, los pensamientos nos ayudan a decidir. De hecho, sin nuestros procesos mentales internos, tendríamos grandes dificultades para desenvolvernos en ciertas circunstancias, especialmente las más inciertas.


Comúnmente subestimamos el poder que tienen nuestros pensamientos sobre la conducta, ya que las cosas que nos ocurren no son las que nos producen malestar, sino los pensamientos que tenemos sobre ellas, la forma en que las interpretamos. Por eso, a la hora de juzgar las circunstancias que nos afectan, son preferibles las explicaciones que minimizan el impacto en nuestro bienestar o facilitan la aceptación de lo sucedido.


Pensar entonces puede concebirse como el canalizador de la conducta, por lo tanto como todas las conductas, la manera de pensar se puede moldear. Para ello, es crucial entender la forma en la que surgen nuestros pensamientos. Estos no se tratan de algo concreto que se pueda alterar directamente, sino que aparecen por una interacción entre nosotros y nuestro ambiente de influencia. Por lo tanto, para modificar nuestra forma de pensar necesitamos conocer de donde provienen, justo a esto se refería el Apóstol Pablo, si nuestros pensamientos son formados según los criterios de este mundo, asi mismo sera nuestra manera de actuar, en cambio si son formados en la palabra de Dios, de la misma manera será guiada nuestra conducta.


Para poder tener una comunión íntima tal como Dios la desea, jamás podremos hacerlo si permitimos que ella este moldeada por los parámetros de este mundo,porque una cosa es darle a Dios lo que queremos y otra lo que Él nos pide, entre ambas existe una gran diferencia, podemos tener comunión con Dios según el molde del mundo o según la manera como lo dice su palabra, todo depende del tipo de pensamientos que moldeen nuestra mente.


Preguntas:

  • ¿Cómo estoy construyendo mi comunión con Dios?

  • ¿A la manera del mundo o a la manera de Dios?

  • ¿Le estoy dando lo que quiero o lo que Él me pide?

Oración Diaria:

Padre, en esta mañana me acerco a ti, para pedirte que me ayudes a construir una vida de comunión íntima contigo basada en lo que dice tu palabra, ayúdame a no dejarme moldear por las formas de pensar de este mundo que van en dirección contraria a lo que dice tu palabra, ayúdame a romper el molde que este sistema de vida quiere imponer sobre mi manera de pensar, ayudame a cambiar mis pensamientos por los tuyos cada dia, esto te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.

#50diasDeTransformacion #SentadosASuMesa #Alabanzaenlinea #Comunidadenlinea










15 visualizaciones0 comentarios