Semana 5 Día 2 / Los enemigos de nuestra comunión íntima con Dios - El sistema de este mundo (2)



"Por último, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, todo lo que es respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es digno de admiración; piensen en todo lo que se reconoce como virtud o que merezca elogio." (Filipenses 4:8 NBV)

Los pensamientos pueden ser nuestros grandes aliados o nuestros peores enemigos. De nosotros depende la relación que establezcamos con ellos, pues son ellos los que al fin y al cabo determinan nuestra conducta, alguien dijo un día: "El mayor predicador, aquel que escucharas todos los días de tu vida es tu propia mente." y tuvo mucha razón en ello.


Nuestros pensamientos tienen a diario mucho que decirnos, tenemos muchos pensamientos a lo largo del día, el problema es que no tenemos presente que son solo eso, pensamientos, y nos damos al error de asumir que cada pensamiento es una verdad, convertimos en verdades absolutas todo lo que pensamos, sea sobre una circunstancia, una persona, o una situación, asumimos que todo lo que pensamos es cierto, y no nos damos a la tarea por un momento de considerar lo contrario ¿Y si lo que estoy pensando está equivocado?


Nuestras abuelas decían "Piensa mal y acertarás" y esta máxima que a lo largo de los años ha pasado de generación en generación, se ha convertido en un patrón de conducta, asumimos como cierto todo lo que pensamos incluso lo malo, pero la Biblia nos enseña algo muy distinto, de hecho nos insta a hacer todo lo contrario a ser benignos en nuestra manera de pensar, a pensar primero lo bueno, a ser de pensamientos amables, a tener pensamientos respetuosos hacia los demás, pensamientos de verdad, pensamientos que sean dignos de ser admirados, pensamientos virtuosos y que merezcan elogios, algo muy distinto a lo que cotidianamente sucede con nuestra mente.


El problema radica en que ejercemos un control muy limitado sobre ellos, les permitimos cabalgar a placer sobre nuestra mente, y eso nos lleva a tener conflictos internos y luchas muy fuertes, si deseamos tener una buena comunión con Dios y con quienes nos rodean debemos empezar por pedirle al Espíritu Santo que nos ayude a ejercer el dominio propio sobre nuestra manera de pesar, el mundo piensa maliciosamente, pero la biblia nos dice que debemos dejar de lado toda malicia ( 1 Pedro 2:1) Cuando pensamos de manera sana, incluso cuando no conseguimos lo que deseamos, los sentimientos negativos que estas situaciones generan, no impedirán el logro de los objetivos y propósitos que Dios ha determinado.


Por lo tanto, pensar de manera benigna y equilibrada es algo que está al alcance de cualquiera que decida colocarse en las manos del Espíritu Santo, por lo tanto, si te esfuerzas en construir una buena relación con El, tus pensamientos se convertirán en tu mayor aliado.


Preguntas:

Me he dado la oportunidad de considerar estas tres preguntas:

  • ¿Y si lo que estoy pensando está equivocado?

  • ¿Y si lo que pienso acerca de alguien no es cierto?

  • ¿Y si en realidad no tengo la razón?


Oración Diaria:

Padre, en esta mañana me acerco con un corazón sincero y una vida rendida a ti, reconociendo mis luchas internas, los conflictos con los que a diario lidia mi mente, pensamientos que muchas veces se mueven a placer por mi cabeza, y los cuales algunas veces no puedo controlar, hoy decido darme un espacio para considerar que esos pensamientos no siempre son una verdad, que la única verdad está contenida en tu palabra, y si permito que sea ella quien a diario los moldee, entonces ellos se inclinaran hacia el bien que se encuentra plasmado allí, pido a tu buen Espíritu que me guíe e inunde mi mente de pensamientos de bien, esto te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.

#50diasDeTransformacion #SentadosASuMesa #Alabanzaenlinea #Comunidadenlinea










19 visualizaciones0 comentarios