Semana 6 Día 4 / Los enemigos de nuestra comunión íntima con Dios - La intoxicación del alma (IV)



"Dejen de suponer que soy culpable, porque no he hecho nada malo." ( Job 6:29 )

Una tercera señal de un alma intoxicada es cuando nos cerramos, el bloqueo es un mecanismo de autodefensa que ponemos en práctica cuando estamos desbordados y no podemos lidiar con lo que está sucediendo. Es probable que te desconectes de lo que dicen los demás e, incluso, de la voz del Espíritu Santo que normalmente te anima a ser más razonable a través de la conciencia.


El problema radica en que las emociones te impiden asumir la distancia necesaria para poder lidiar con las dificultades. Cuando atraviesas una situación de bloqueo, solo escucharás a tus emociones, lo cual puede conducirte a sacar conclusiones sesgadas y equivocadas de lo que está sucediendo, tus emociones al estar fuera de control te llevaran a ver todo desde una perspectiva errónea, y el bloqueo es a veces camino más fácil para defendernos de aquello que aparentemente se convierte en una amenaza para nosotros.


Job veía como una amenaza todo lo que sus amigos le decía, ellos en cierta medida estaban intentando buscar la razón de su calamidad, pero Job a causa de todo el dolor y la desdicha que estaba atravesando, era completamente normal que sus emociones estuvieran a flor de piel, lo mismo sucede con nosotros, y aun cuando como dijo un famoso predicador algun dia:

" A todos nos gusta y nos inspira el libro de Job hasta que nos toca ser Job."

Si bien cierto quizás a muchos de nosotros nos toca lidiar con una sola calamidad o a lo sumo dos a la vez por ejemplo: la muerte de un ser querido, un grave problema financiero, una condición muy crítica de salud, un conflicto o una crisis familiar profunda, a Job le toco todo esto al mismo tiempo, perdió su familia, sus bienes, su salud , lo perdió todo en un instante, muy pocos de nosotros hemos estado en esa difícil situación de lidiar con tantas cosas a la vez, pero algunas veces, con una de ellas es suficiente para que nuestras emociones se expongan a flor de piel y se salgan de control, los cual nos lleva a bloquearnos y cerrarnos ante los demás.


Cuando nos bloqueamos no entendemos razones, sentimos agotamiento, tensión interna, insatisfacción, perdemos el sentido de las cosas y nos invade un sentimiento de imposibilidad de llevar adelante los planes, nos cuesta pensar con claridad y nos sentimos estancados, pero Dios desea aun en esos momentos puedas acercarte a él con toda confianza, decirle cómo te sientes, exponer tu causa delante de Él y pedirle que te ayude a tomar el control de tus emociones a través del Espíritu Santo y asi puedas ver claramente el propósito de todo lo que permite en tu vida.


Preguntas:

Me he dado la oportunidad de considerar estas tres preguntas:

  • ¿Con qué frecuencia me cierro y me bloqueo emocionalmente ante una situación de crisis?

  • ¿Está afectando esto mis relaciones personales, mi matrimonio, mi hogar, mi trabajo o mi familia?

  • ¿Soy consciente de que si no le pido al Espíritu Santo que me ayude a manejar esta área de mi vida seguirá afectando mi vida negativamente?

Oración Diaria:

Padre nuestro, hoy me acerco delante de tu trono de gracia, para pedirte que me ayudes a enfrentar aquellas situaciones de crisis en mi vida, que algunas veces hacen que me cierre a los demás, ayúdame Señor a través de tu precioso Espíritu Santo, a ejercer control sobre mis emociones para que no sean ellas quienes gobiernen mi vida, y así pueda ver con claridad el propósito de lo que sucede a mi alrededor, esto te lo pido en el nombre de tu hijo, Jesus Amen.

#50diasDeTransformacion #SentadosASuMesa #Alabanzaenlinea #Comunidadenlinea










8 visualizaciones0 comentarios