Semana 7 Día 1 / Los enemigos de nuestra comunión íntima con Dios - La mala mayordomía ( I )

Actualizado: 20 may 2021



"El Señor dijo:—¿Quién es el administrador responsable y digno de confianza? Ese será a quien el señor de la casa encargará de alimentar a su debido tiempo a los demás siervos. ." ( Lucas 12:42 )

La mayordomía cristiana tiene muchos aspectos importantes que influyen en nuestra comunión con Dios, entre ellos la administración de bienes o recursos que el Señor nos encomienda así como con la administración integral de nuestras propias vidas. El Señor desea de nosotros una entrega total y que todos los aspectos de nuestra vida sean rendidos a Él, en otras palabras mayordomía significa poder administrar y dar un buen uso a todo lo que Dios nos ha dado material o espiritual, rindiendo nuestras vidas delante de Él.


Al leer el texto del evangelio de Lucas podemos concluir en la siguiente expresión ¡Dios confía en nosotros¡ En la dinámica de la mayordomía se da una relación de confianza que deposita el Señor en el siervo. La relación de confianza es tal que el dueño en el ejemplo de la parábola se ausenta por largo tiempo y deja al mayordomo a cargo de todo, aquí se observa una gran confianza y un profunda relación. Si esta parábola es aplicable al a la práctica de la mayordomía podemos concluir que Jesús confía en nosotros y eso conlleva a la responsabilidad de administrar la vida.


La figura del mayordomo es la de un trabajador que es responsabilizado para tomar en sus manos la administración de los bienes de sus Señor o jefe directo, este jefe es a la vez el dueño o propietario de todos los bienes que le son encomendados. Hay otro elemento a considerar y es la relación que se da entre este Señor y su mayordomo, la idea es que no se trata de una relación fría, sino más bien una relación muy estrecha de confianza, amor y gran fraternidad, una relación en comunión, esta semana estaremos aprendiendo como la buena mayordomía produce como resultado una vida en íntima en comunión con Dios.


Preguntas:

Me he dado la oportunidad de considerar estas tres preguntas:

  • ¿Cómo relacionas la mayordomía en la vida diaria?

  • ¿Qué comportamiento se espera de un buen siervo o mayordomo fiel?

Oración Diaria:

Padre nuestro, en esta mañana me acerco a ti, reconociendo la necesidad de tu presencia en mi vida, reconociendo mi faltas y mis errores y pidiendote perdon por ellas, sé que me has llamado a ser un buen mayordomo de todo lo que has puesto en mis manos, y en el buen aprovechamiento de ello dependerá en gran manera la vida en comunión que tengo contigo, ayúdame a ser un buen mayordomo, a ser fiel en cada aspecto de mi vida esto te lo pido en el nombre de tu hijo Jesus, Amen.

#50diasDeTransformacion #SentadosASuMesa #Alabanzaenlinea #Comunidadenlinea










23 visualizaciones0 comentarios