Un padre entre la espada y la pared

Actualizado: 2 dic 2021



En esto llegó un hombre llamado Jairo, jefe de la sinagoga, el cual se postró a los pies de Jesús rogándole que fuera a su casa porque su única hija, de unos doce años de edad, estaba muriéndose. Mientras Jesús se dirigía allá, la gente se apiñaba a su alrededor. (Lucas 8:41-42)


Jesús llegó a un lugar y es recibido por montones de personas que estaban esperándolo. Algunos para conocerlo, otros por curiosidad a causa de la fama que se había esparcido, otros para recibir una sanidad o simplemente tener la oportunidad de cruzar palabras con él. Inesperadamente, entra en escena un varón llamado Jairo, jefe de la sinagoga.


Jairo no era un hombre común, ser jefe de la sinagoga era un cargo muy importante. Él supervisaba todas las actividades de la sinagoga, que era el sitio más relevante de la vida judía. Si existe alguien en quien las miradas estaban constantemente era en Jairo. Los fariseos y los escribas estaban pendiente de cualquier comportamiento extraño para destruirlo. Pero Lucas nos dice que Jairo, hace algo impensable. Se postra a los pies de Jesús. Lucas nos da los motivos para esta osada acción, su hija única, con la que ha pasado 12 años de hermosas vivencias, está muriendo. Así que allí está Jairo, no como representante de la elite religiosa, sino como un padre. Con un profundo amor y atravesado en su corazón por el pensamiento de que podía perder a su hija para siempre.


Se encontraba en jaque mate, había agotado todos los recursos y solo le quedaba un movimiento. ¿Qué hace?, dejar a un lado lo que pudieran pensar de él, sus compañeros, dirigentes, escribas o fariseos, y posicionarse a los pies de Cristo.


Me pregunto ¿Qué hizo que Jairo el hombre de elite inquebrantable llegará a los pies de Cristo?. Creo que una situación extremadamente angustiosa, que producía un profundo dolor en su corazón.


La soberanía de Dios ha movido los hilos de cada circunstancia que hemos enfrentado este año para llevarnos al lugar preciso donde Dios nos quiere: Posicionados a los pies de Cristo. Dios soberanamente, sabiamente y perfectamente ha controlado al detalle cada situación de este año, para producir en nosotros la mezcla perfecta que nos llevaría a si como a Jairo a los pies de Cristo. Porque es allí, donde suceden los milagros.


Cuanto nos posicionamos a los pies de Cristo, toma sentido todas las pruebas que hemos vivido y que estamos enfrentando. Porque han cumplido el propósito por el cual fueron permitidas. Por eso Santiago llama aquel que resiste la prueba, bienaventurado.


By: Pr. Edwin Sarmiento.


 

Preguntas:

Toma un tiempo y considera estas preguntas:

  • ¿Qué situaciones estoy enfrentando en este momento?

  • ¿Temo tomar decisiones por causa del que dirán los demás?

  • ¿Percibo lo que me ha sucedido este año como propósito de Dios o como situaciones aleatorias?


 

Oración Diaria:

Padre nuestro, hoy reconozco mi debilidad e impotencia. Sé que hay situaciones que estoy atravesando que me superan. Hoy decido tomar una decisión y es correr a tus pies. Coloca valentía en mi corazón, para enfrentar el temor al que dirán y saber que solo en ti puedo hallar descanso. Amén.

#40diasdeoración #posicionados











13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo